La segunda fase de mi ciclo menstrual – la Madre (ovulación)

La segunda fase de mi ciclo menstrual - la madre (ovulación)Un relato escrito desde la energía de La Madre en la segunda  fase del ciclo menstrual.

El cambio del arquetipo de la Doncella al de la Madre fue suave, progresivo. Noté como disminuía la alegría extrovertida y la cantidad de energía activa y poco a poco se transformaba en estabilidad.

Para leer la fase anterior puedes ir al artículo “La primera fase de mi ciclo menstrual: la Doncella (pre-ovulación)”.

Para leer la fase siguiente puedes ir al artículo “La tercera fase de mi ciclo menstrual: la Chamana (pre-menstruación)”.


Serenidad. Calma. Estar.

No existe esa mirada hacia adentro como en la fase de la Anciana Sabia. Tampoco esas ganas de comunicarme como en la fase de la Doncella.

Solo serenidad. Me siento como una montaña. Segura, estable, en su lugar. Y a la vez receptiva, de brazos abiertos, para acoger a todos los animalitos que necesiten refugio.

Me siento madre. No solo de mi hija, sino de toda la tribu. Soy la cuidadora. Soy comprensiva, amable, paciente. El mundo entero cabe en mis brazos. Me siento capaz de sostener a toda la humanidad.

Observo sin actuar. Soy. Estoy presente. Y a la vez consciente de todo lo que soy. Mi sombra también está presente. Todo tiene su lugar.

Siento que si hace falta puedo ser dura, poner límites con firmeza. Soy fuerte y protejo a mi manada.

La fase fértil – ganas de hacer el amor

Hace ya algunos años que reconozco la fase de la ovulación, antes de fijarme en todo lo descrito arriba, por unas inmensas ganas fisiológicas de hacer el amor. Y no solo el amor romántico con la pareja, sino de sexo con todo macho bien parecido que se me cruza por el camino. Esto era una fuente de culpabilidad, hasta que descubrí que es natural. Corporal. Instintivo. Animal. Estoy fértil, busco un hombre para hacer el amor, para garantizar la supervivencia de mi especie.

Un día decidí llevar a casa todas esas ganas de clavar las uñas en cada hombre guapo que se me cruza. Ese día abrimos la puerta a este mundo a mi hija, Lua Llum, y me quedé embarazada.

Cuando volví a ser mujer cíclica, a los 11 meses después de parir, con la prolactina todavía en auge, la segunda fase de mi ciclo menstrual proveía los únicos días del mes donde, si mi hija dormía, si estaba tranquila, si nadie de los dos estaba de mal humor, si se alineaban los astros… había la posibilidad de hacer el amor con mi pareja.

Ahora que ya conozco mi ciclo menstrual ya no me corroe la culpa si se me va la imaginación con los hombres que cruzan mi camino en la fase de la Madre. También pude reconocer que las ganas de hacer el amor existen en cada fase, solo que en distintas formas. Pero esto te lo explicaré con más detalle en otro artículo.

La concepción creativa

¿Y cómo influye la energía del arquetipo de la Madre en nuestras creaciones, nuestros proyectos personales o profesionales?

En mi caso siento claramente que la energía de la Doncella, de la fase anterior, me aporta nuevas ideas, y que la energía de la Madre me trae la calma y la presencia, la visión de conjunto y la capacidad organizativa necesaria para plasmarlas sobre el papel, para desarrollarlas con todos sus detalles. Para crearlas de verdad.

Ahora siento que se acaba la fase de la Madre, que se despide con la misma suavidad con que ha venido. Ya me saluda mi lado salvaje, la energía guerrera de la tercera fase de mi ciclo menstrual, la Chamana.

Para leer la fase siguiente puedes ir al artículo “La tercera fase de mi ciclo menstrual: la Chamana (pre-menstruación)”.


Mis relatos del ciclo menstrual están hechos sin mirar referencias, simplemente escribiendo lo que siento en cada fase. Me encanta contrastarlos después, y me asombro de cómo todo coincide con la sabiduría ancestral que existe sobre el ciclo de la mujer. Si quieres saber más, te recomiendo la página de una hermana sabia, Sophia Style, Mujer Cíclica. Allí puedes encontrar información sobre cada arquetipo, en este caso la Madre, y también formaciones online muy interesantes.

Si quieres saber más todavía sobre tu ciclo menstrual, ciclo lunar, ciclo femenino o ciclo de la mujer, sus fases y cómo vivir en armonía con ellas, te recomiendo este libro de la escritora Miranda Gray, Luna Roja. Ofrece una profunda y clarificadora visión de nuestra naturaleza cíclica y de los dones y posibilidades que encierra el ciclo menstrual.

Si te gustó este post “La segunda fase de mi ciclo menstrual: La Madre (ovulación)”, si te ayudó a sentir que no estás sola, a comprenderte o reconocerte, déjame un comentario, ¡estaré encantada de leerlo y contestarlo! También me puedes seguir en Facebook e Instagram, y suscribirte a este blog para estar al día de los nuevos artículos, talleres y promociones. Un abrazo de corazón,

Deja un comentario