Meditar con la respiración: Respirar es Ser

Meditar con la respiración: Respirar es SerNo es la primera vez que me lo dicen. Meditar con la respiración. Respirar, solo respirar. La base de toda la meditación y consecuente conexión con aquello más grande que todos deseamos tocar. Para sentir paz. Comunión. Amor.

No es una enseñanza de un solo pueblo. En cualquier rincón del mundo hay esta sabiduría. Respirar, solo respirar. Desde el Budismo Zen al Chamanismo Q’ero. Desde las corrientes espirituales modernas hasta la neurociencia.

Poner atención en la respiración conecta cuerpo, mente y alma. Nos conecta con el dios y la diosa que somos. Nos calma, nos centra.

Si tienes ganas de empezar a meditar y no sabes por donde empezar, te invito a mirar mi post Empezar a meditar – 3 propuestas sencillas.

Me he encontrado con esto al largo de mi vida. Y lo intenté muchas veces. La mayoría me aburría. No le encontraba la gracia. Me gustaban mucho más las meditaciones guiadas, que te llevan a un lindo viaje. La meditación sencilla de poner atención en mi respiración, como lo practiqué en Plum Village, por ejemplo, se me hacía difícil. Igualmente, creía que lo había logrado.

Ahora sé que se puede profundizar mucho más.

Ha vuelto a surgir la invitación a respirar en mi vida, en el camino de estar cada vez más conectada con mi esencia, con mi verdadero Ser. Como primer paso: Respirar es Ser. Mi maestra en este camino, Ariadna Bailo, hizo hincapié en: No es un ejercicio de respiración. (Porque le dije, ah sí, eso ya lo sé hacer) Es más que eso. Nace del Ser, no del hacer.

Necesité unos días para descifrar el enigma, para practicar hasta que pude sentir lo que me quiso decir…. Quiero compartir contigo esta pequeña revelación en forma de poema.

Respirar es Ser


Respirar es Ser

Respirar es Ser
¿Qué querrá decir?
Respirar con alegría
Respirar con placer

No es una respiración
que nasce del hacer,
del trabajo personal
desde la obligación.

Esos ejercicios me aburren
nunca he podido conectar
con el respirar por respirar,
inspirar y exhalar.

Porque lo hacía, allí está,
como un ejercicio, un deber
Una meditación monótona,
que se tiene que hacer

Es la base, lo esencial
obligatorio saber
si quiero crecer,
conocerme y ser feliz.

Así no funciona
¡Está claro que no!
Necesitaba experimentar
El placer de solo Ser.

Y ahora, un reto:
No respires desde el hacer
El hacer es molesto,
respira el Ser.

Respirar es Ser
¿Qué querrá decir?
Respirar con alegría
Respirar con placer

Ahora estoy tranquila
Respiro con amor
Respiro con ternura
Disfrutando de mi Ser

Porque es en la quietud
Cuando todo deja de existir
Y solo prevalece la respiración
Que sale a la luz, tímido, mi Ser

Soy bella, soy amor
Disfruto de esta comunión
Con mi esencia más pura
Mi alma, mi corazón

Sentir, amar, fluir
Confiar sin entender
Confiar profundamente
Es desde aquí que quiero vivir


Ser

Y para acabar, te dejo un regalito. Una canción aprendida en Plum Village, que ha cobrado un nuevo significado para mí, más profundo.  Para que la puedas cantar, si te apetece, para conectar con la felicidad del momento presente.

 

Me fascina como con el tiempo siempre vuelvo a tocar los mismos temas, y cada vez los entiendo de forma más profunda. Como una cebolla, que le van cayendo las capas, hasta llegar al núcleo. Cada vez que los toco, creo que ya lo sé todo, y cuando vuelvo a ellos, con humildad y asombro, veo que todavia hay tanto por descobrir! Que bonita y misteriosa es la vida 🙂

¿Te parece interesante este tema?  ¿Cuál es tu experiencia en meditar con la respiración? ¡Cuéntamelo en un comentario si te apetece! Ya sabes que estoy encantada de leerte.
Sin nada más que contar por hoy, me despido, ¡hasta el próximo martes!

Deja un comentario