Empoderamiento: de víctima a responsable de mi vida

Empoderamiento: del victimismo a la responsabilidad, del lamento a la acción

¿Soy yo quien tiene el poder sobre mi vida interior? ¿O me siento víctima de mis propios pensamientos y emociones? El empoderamiento es clave para dejar de soñar la vida que deseo y crearla ahora mismo.

En mi vida creo distracciones. Cosas en que pensar. Actividades y trabajitos que hacer. Series que mirar, el facebook, el whatsapp, todo lo pongo delante de lo verdaderamente importante: conectarme con mi esencia, vivir en armonía conmigo misma. Mirarme, cuidarme, hacer lo que siento, lo que me sale de dentro.

¿Por qué?

Porque da miedo. ¿Porque es como he aprendido a vivir? Porque así está programado en mí… Porque vivo desde la mente, tan entrenada en esta sociedad y en toda la trayectoria escolar. Da pánico mirar la inmensa luz que soy. Todas las posibilidades desaprovechadas que viven en mí.

Esto lo voy observando desde hace un tiempo. Hace mucho tiempo.

Lamentándome, y siguiendo la rutina. Quejándome, sin hacer nada para cambiarlo.

Como cuando siento que estoy estresada sin motivo, me doy cuenta, pero sigo lavando los platos a un ritmo frenético.

¿Por qué no paro, respiro, y vuelvo a empezar?

Porque voy en automático. Voy a caballo de un programa de mi mente. El programa tiene el control. Yo voy donde el me lleva. Y lo aburrido es que siempre va en círculos. Siempre lo mismo. Durante toda la vida.

Hace bien poco, una nueva posibilidad se abrió camino en mi cerebro.

Yo puedo salir de mis programas si quiero. Hay la posibilidad de cambiar, ¡yo decido!

Parece obvio, ¿verdad?

Pero no os imaginéis el tiempo que he tardado en entenderlo en profundidad. Hacer el “click”. Poder ver que realmente puedo hacer otra cosa, puedo decidir mi vida interior (y en consecuencia la exterior).

Lo único que necesito es ACTUAR.
Ser consciente.
Arriesgarme a decidir.
Atreverme a salir.
Amar todo en mí.
Soltar lo que ya no me define.
Fundirme con mi esencia
Empoderarme
Y ser yo.

Empoderamiento: de victima a responsable de mi vida


Empoderamiento

¿Cómo me puedo empoderar?
Es un paso gigante
De la niña a la adulta
Da miedo avanzar
 
Empoderamiento es responsabilidad
Responder por mis actos
Solo yo,
Nadie más.
 
Decidir hacia donde ir
Si quedarme o partir
El poder de decidir
Ya no hay nadie que decida por mí
 
Quitar el poder a mis programas
Voces de mis ancestros
Tener claro que no hay un dios todo poderoso
Que castiga si me equivoco
 
Saber que dios está en mí
Y es puro amor
Que soy una diosa encarnada en la Tierra
Me empodero desde aquí
 
Dejar la queja y el lamento
La espera por un mañana mejor
Coger las riendas de mi caballo
Hacer realidad el cambio en mí.
 
Es fácil quejarme
Poner el poder en manos de otros
Y es un camino de sufrimiento
Que me he cansado de seguir
 
Y a la vez es lo que conozco
Mi zona de confort
Que miedo me da hacer el paso
Hacia el papel por dibujar
 
Ha llegado el momento
Lo sé, lo siento
¿Hay algo que no me gusta?
Lo cambio, con empoderamiento
 
Me hago única responsable de mi vida
Con poder de decisión
Me doy el permiso de equivocarme
Vivo y expreso mi dulce ser
 
Que fuerte, ¡puedo decidir!
Puedo cambiarme
Puedo vivir mi vida
Como yo la quiero vivir
 
Durante mucho tiempo no sabía
De la existencia de esa posibilidad
Pensaba que estaba condenada
A vivir desde los programas en mí.
 
Que era mala por pensar así
Que no podía decidir qué pensar y sentir
Si está en mí, si siempre ha sido así
Le debo lealtad, ¡cambiarlo es morir!
 
Que alegría que no es así
Y qué miedo a la vez
Cambiar lo conocido
Porque tengo la libertad y el poder
 
Mi vida, mi regalo
Tengo valentía para abrirlo
Creatividad para llenarlo
¡Amor y alegría para disfrutarlo!
 
Amo mi ser
Amo mi vida
Mi luz y mi sombra
Integrados en mí
Dentro de mí hay de todo
YO DECIDO desde donde quiero vivir.

Sara Nima Empoderada


Escuchar la voz de mi alma¿Que puede haber más importante en la vida que escuchar la voz de nuestra alma, vivir al unísono con ella, disfrutar y amar la vida desde aquí?

Nada, absolutamente nada.

Porque de esta unión, de esta consciencia nace todo. Absolutamente todo es posible desde aquí.

Sin más excusas, sin regalar más mi poder, paso a la acción, decido cada día de nuevo, confío en el amor que soy, y allá voy…

Y tú, ¿me acompañas en este viaje? ¿Quieres compartir algo de tu mundo interior?
¡Estoy encantada de leerte! Puedes escribirme por email, facebook, instagram o dejar un comentario aquí. Muchas gracias por estar aquí, hasta el martes que viene!

Deja un comentario