Dentro de mí hay de todo

Dentro de mí hay de todoDentro de mí hay de todo: amplios campos soleados y tierras devastadas. Alegría, júbilo y cantos, igual que tristeza, desesperación y miedo, mucho miedo.

Tengo en mi la fortuna, y tanto amor como mundo para amar. A la vez, con mi rabia, fuerte y energética, tengo ganas de destrucción, y me veo picando, gritando y matando, en mis pensamientos más oscuros.

Soy confiada y serena, mujer sabia y madre protectora. Y soy niña insegura, a momentos temerosa, otros palpitante descubridora, de nuestra tierra mágica y profunda.

Soy dura y cerrada, muchas veces enfadada, salen de mi voces adoptadas, energías no perdonadas, de ancestros disgustados.

Egoísta también, cuando de mí se apodera, mi protectora más fiel, mi inseparable guardiana. Mi incansable mente, activa, inteligente, siempre dispuesta a defenderme, a avisarme, que el mundo es peligroso, cuidado, ¡CUIDADO! Que la felicidad puede que sea mentira, o que se desmorone, rompa como un espejo, en mil pedazos.

Ligera soy, como una hojita al viento, cuando subo a caballito de mi entusiasmo, y dejo que se abra mi corazón, y se inunde de vida, pura vida. Las ganas de experimentar el mundo y disfrutar de cada instante se apoderan de mí, y entonces me siento libre, tan inmensamente viva, tan esencialmente yo.

Dentro de mí hay lugar para todo

Dentro de mí hay lugar para todo

Dentro de mí hay lugar para todo: soy una galaxia con incontables soles, un planeta con infinitos seres, energías y texturas, sabores y sensaciones. Mis emociones cohabitan, este espacio inmenso, vacío y tan lleno, este universo interior. Y como la Tierra abraza a todas sus criaturas, sin importar su color, su calma o su fervor, yo me enamoro y abrazo, cada día con más intensidad, todo este caos que soy yo.

Para aceptar el caos en mí, y que mágicamente se transforme en harmonía, hay un descubrimiento vital que quiero compartir: yo decido, a cada momento, desde cual de mis habitantes quiero vivir. Yo puedo preguntarme, cada momento de nuevo: ahora mismo, ¿es esto lo que quiero pensar o sentir? Y decidir cambiar, a otro color, otra emoción… ¿tal vez al amor?

En este preciso momento, soy conciencia presente y decido abrazar mi universo interior. Mi esencia, a veces encubierta pero siempre presente, tan grande y tan profunda, que contiene todo lo que hay en mí, es el amor.

Dentro de mí hay de todo… i tu universo interior, ¿cómo es? Si quieres déjame un comentario, ya sabes que me lo leeré con mucha atención. Gracias y ¡hasta pronto!

Deja un comentario