El lugar seguro – Meditaciones de bolsillo

El lugar seguro - Meditaciones de bolsillo

El lugar seguro, meditación inspirada en la Teoría Polivagal de Stephen Porges y en las enseñanzas de Thich Nhat Hanh, que puede ser muy útil en momentos de miedo, pánico, estrés o simplemente cuando te sientes atrapada en esos pensamientos que giran sobre sí mismos.

Yo siempre utilizo esta meditación cuando me encuentro en un lugar dentro de mí donde no quiero estar, donde no me encuentro a gusto.

¿En qué consiste esta meditación?

Esta meditación te ayuda a apartarte de una emoción o un estado desagradable y posicionarte en un lugar seguro, donde nada te puede pasar.

En las enseñanzas de Mindfulness de Thich Nhat Hanh, maestro zen, ese lugar seguro es llamado “la isla interior”. La técnica consiste en que te des cuenta de cuándo estás atrapada en una emoción,  y salir de ella, visualizando que haces 1 o 2 pasos hacia atrás, los que sean necesarios para sentir que te has apartado del río caudaloso de tus emociones. Entonces, visualizas que estás en tu isla interior, muy bonita, donde nada te puede pasar. Y, desde allí, tranquila, puedes mirar el río pasar.

En esta meditación, te propongo un viaje hacia tu interior, para encontrar tu lugar seguro, solo tuyo, en particular. Te ofrezco crearlo tú, en las profundidades de tu ser, y te propongo un atajo para volver a ese lugar siempre cuando lo necesites.

¿Cómo funciona la meditación El lugar seguro y por qué?

En nuestros días, en que vivimos en permanente situación de estrés, es muy común el  miedo, aunque oculto en algún lugar de nuestra psique. Sí, el miedo va bien cuando hay un peligro real, y tenemos que decidir si huir, atacar o hacernos la muerta para sobrevivir. Así lo hacen los animales. Nuestro cuerpo está preparado para pasar rápidamente al modo alerta, donde necesita todas sus fuerzas para hacer frente al peligro. En la vida de un animal, ese estado no dura mucho tiempo. O consigue sobrevivir, o se lo comen, en algunos minutos.

Nosotros, los humanos, somos maestros en hacer durar ese estado de alerta.

Durante horas, días, meses, años, vivimos con el león detrás de nosotros a punto de atacar.

¿Te suena esto?

Y nuestro cuerpo aguantando, gastando toda su energía en ese estado de alerta. ¿Y las energías que necesita para recuperarse? ¿Para repararse, cuidarse? Pues eso, no están. Ya te puedes imaginar que en ese estado es más fácil que enfermemos.

Es muy importante para nuestro cuerpo y nuestra mente poder descansar en un lugar seguro.

Cuando el estado de alerta es crónico, para decirlo de alguna manera, nos toca reeducar nuestra mente y nuestro cuerpo para darle la posibilidad de descansar; decirle que todo está bien, ofrecerle ese lugar seguro.

Para mí esta enseñanza budista me ha ayudado y me sigue ayudando muchísimo a reprogramar mi mente, a crear una nueva realidad en mí, basada en la confianza y la felicidad.

Aquí la tienes, ¡disfruta!

Si eres de las que les gusta saber la explicacion cientifica y te gusta saber al detalle cómo funcionan el cuerpo y la mente, te gustará leer la Teoría polivagal, una teoría neurofisiológica, psicofisiológica y filogenética enunciada por el doctor Stephen W. Porges. Te recomiendo su Guía de bolsillo de la teoría polivagal, resumido y sencillo de leer.

Confío en que a ti también te puede ayudar, por eso comparto contigo esta meditación, El lugar seguro, inspirada en todo lo que te he contado, y creada con mucho amor. Porque solo lo que es creado de corazón llega a otro corazón 🙂 Si te ha gustado, no dudes en suscribirte a este blog, y a mi canal de youtube, así no te perderás ni una!

Un abrazo de corazón,

Deja un comentario