¿Qué es la hipnosis terapéutica o hipnoterapia holística? 

¿Qué es la Hipnosis terapéutica?Hoy te quiero hablar de la Hipnosis terapéutica, Hipnosis natural o Hipnosis holística como herramienta precisa y efectiva para cambiar patrones mentales, emocionales  y  de comportamiento que son la causa de nuestro sufrimiento. Creencias antiguas arraigadas en nuestra infancia o incluso antes, que no nos dejan vivir como quienes somos de verdad. Y en consecuencia no nos dejan disfrutar de esta hermosa vida.

Hace mucho que tengo ganas de presentarte esta herramienta. Sé que solo el nombre ya te puede causar dudas y quizás te preguntes:

¿En una terapia de hipnosis estaré consciente y puedo controlar todo lo que pasa o estoy completamente entregada a la terapeuta?

Contestaré a tu pregunta.

Y te quiero contar mi experiencia.

Quiero tener el poder sobre mi vida, y no entregarlo a un terapeuta

Uno de mis temas preferidos y objetivos en esta vida es tener el control sobre mi mente, es poder moldearla como yo quiera, en vez de ser dirigida por patrones automáticos. Conseguir cambiar patrones mentales y emocionales antiguos, que me causan sufrimiento, y reemplazarlos por patrones nuevos y sanos, decididos con consciencia e implementados des del amor.

Y me encanta hacerlo yo sola.

Lo que quiero decir, es que no me gusta ya depender de terapeutas y ejercicios que no puedo hacer yo sola. Porque necesito sentir que “Yo puedo”, necesito sentirme responsable y comprometerme conmigo misma a hacer todo lo necesario para ser feliz.

Si el concepto patrón mental te suena a chino o simplemente quieres saber un poco más, puedes leer mi artículo Cómo cambiar y reemplazar un patrón mental viejo por uno nuevo y sano.

Tuve una época larguísima en la que me sentía víctima en cautivo de mi propia mente, sin poder ni voluntad propia para cambiar mi destino. Entonces, cuando tenía un problema, solo otros me podían ofrecer la solución. Consultaba con una médium, tomaba homeopatía, iba a la terapia de Hipnosis holística, consultaba con los Ángeles, con cartas, con un maestro espiritual…

Y me sentía pequeña.

Con esto no quiero decir que estas terapias y ayudas no funcionan, sigo tomando homeopatía y me siguen gustando las cartas. Lo que digo es que había entregado mi poder a otros, y por eso me sentía incapaz de encontrar soluciones por mí misma.

Cuando me cansé, me fui al otro extremo.

Me lo hago todo sola, no necesito a nadie. Quiero ser mi propia maestra. ¡Y realmente aprendí muchísimo! Ahora tengo muchas herramientas para autoayudarme en situaciones de crisis, sé sostenerme, abrazarme, sacarme de una emoción y crear otra con consciencia. Sé que puedo cambiar patrones mentales desde la voluntad y el compromiso conmigo misma. Sé salir del piloto automático de mi mente y ubicarme en mi centro, ubicarme allí donde quiero. Y todo esto es fantástico, es muy importante para sentirme empoderada y feliz.

¡Por eso me gusta tanto compartirlo contigo!

Aun así, hay ciertos patrones soldados a fuego en mi personalidad, en épocas tan tempranas de la vida -o incluso arrastrados ya por varias vidas- que la única herramienta que conozco capaz de llegar a ellos, capaz de traerlos a la consciencia y reemplazarlos es la Hipnosis terapéutica.

Igualmente estoy segura que sin trabajo personal previo, sin tomar las riendas y saber sostenerme seguramente no podría haber llegado a un punto tan profundo con la hipnosis.

 Así que hoy en día, tener mi poder sigue siendo lo más importante para mí, pero me dejé de radicalismos y acepto ayuda.

Y esta es la razón por la que escribo este artículo. Para presentarte esta herramienta con eficacia comprobada en varias ocasiones, para cambiar los patrones enterrados en nuestro subconsciente, para traerlos a la luz, y para reemplazarlos por patrones nuevos y sanos.

¿Qué es la hipnosis terapéutica, hipnosis natural o hipnosis holística?

No soy formada en hipnosis, y no soy terapeuta. Mi experiencia es de paciente y de traductora en las formaciones de Hipnosis Holística Método Pleoma ©, del Instituto Pleoma en Barcelona. Estoy muy familiarizada con el método y he comprobado su magia en mi misma repetidamente.

Y sí, no te preocupes. En una terapia de hipnosis -yo pongo la mano en el fuego por la terapia de hipnosis del Método Pleoma, que es la que conozco- estarás consciente y puedes controlar todo lo que pasa. Confiar en el terapeuta es fundamental para el éxito, y a la vez eres completamente consciente de tus vivencias revividas.

La definición de hipnosis, que da el Instituto Pleoma es:

“La HIPNOSIS MÉTODO PLEOMA© es un método único, holístico y enfocado a encontrar la causa del problema. Le ofrece la posibilidad de reconocer los propios patrones emocionales y comportamientos y de neutralizarlos y así redirigir su vida nuevamente y de realizar experiencias positivas duraderas. En el transcurso de las sesiones llevamos al paciente a un estado de atención aguda, es decir, el estado de hipnosis no es otra cosa que un estado de concentración aumentada. En este estado es posible acceder a acontecimientos importantes que posiblemente se creían olvidados o que nunca se habían registrado conscientemente.”

Para mí, la Hipnosis terapéutica es una herramienta muy efectiva para llegar a lugares olvidados y enterrados de nuestro subconsciente, allí donde vivimos una experiencia traumática y tomamos una decisión interna -muchas veces equivocada- creando una creencia acerca de nosotras mismas o del mundo, que en la actualidad nos hace sufrir. Esto lo consigue a través de la relajación profunda, y de dirigir toda la atención de la paciente a un punto en concreto. Luego la terapeuta guía a la paciente para que pueda revivir -desde la distancia y sin dolor- las experiencias traumáticas. El arte de la terapeuta de hipnosis consiste en hacer entender a la persona cómo ese mismo patrón se repite en el tiempo, como las diferentes experiencias están conectadas entre sí por ese patrón que se manifiesta de distintas maneras y acompañarla a entender que esa creencia era errónea, y que ahora ya no le sirve. Entonces, juntas, crearán los nuevos patrones, sanos y des del amor.

Cada vez que me hacen una terapia de hipnosis es muy emocionante, principalmente cuando el origen del problema está en una vivencia traumática de una vida pasada.

Es un viaje en el tiempo, donde puedo descubrir cómo vivíamos en otras épocas y otras culturas.

Después de la terapia, se pueden comparar los recuerdos con la historia, y entonces se descubre que son reales! Quien alucinó mucho con esto fue Brian Weiss, un psiquiatra estadounidense que se formó en las más prestigiosas universidades de ese país. Era serio, académico, formal y no creía en las vidas pasadas, hasta que no tuvo otra opción, porque sus pacientes se lo ponían delante. Podéis leer su experiencia como terapeuta y su despertar en ese sentido en su libro “Muchas vidas, muchos maestros”. También la historia de amor real en su libro “Lazos de amor” habla de este tema, además es preciosa.

¿Con que temas puedo ir a una terapia de hipnosis?

Con todos. Yo diría con todos aquellos, sean físicos, emocionales, mentales o espirituales, a los cuales no has encontrado solución con tus propios métodos o con otras terapias.

  • Puede pasar que no sepas cuál es el tema en concreto. Tienes un malestar, una sensación que se repite, y no sabes de dónde viene ni cómo librar-te de ella. Ejemplo: hace años, tenía la sensación recurrente y un poco ambigua de que yo no estaba realmente presente. Que yo no existía del todo. Con la terapia de hipnosis pude identificar que el patrón era “No me ven, soy invisible”, y se había anclado en distintas vidas pasadas. Gracias a ese tema me fue permitido revivir mi vida como un hermoso indígena norteamericano y otra vida de concubina en un harén persa. En ambas vidas, sentía que no me veían, que era invisible, que no existía de verdad. Después de realizar la terapia, esa sensación desapareció y no volvió nunca más.
  • Puedes tener un problema físico persistente, y que no haya médico que lo resuelva: un dolor crónico, una alergia molesta, una enfermedad grave, o sensaciones corporales sin razón aparente, como sentir peso en los hombros, presión en el pecho, hormigueo en una pierna…Ejemplo: Hace 2 años tenía la sensación de tener un nudo en la garganta. Era como un peso físico, que me molestaba al tragar. Los médicos no encontraban nada. No había nada allí. Con la terapia de hipnosis descubrí que el patrón anclado a esta sensación era el miedo a expresarme o mostrarme a nivel profesional, porque “No tengo nada para mostrar, porque yo no tengo valor”. El origen se escondía en una trágica vida en el desierto, de una joven obligada a usar el burka. No podía mostrarse, no valía nada.
  • Tu problema también puede ser una adicción, que estás decidida a dejar. La hipnosis se utiliza mucho para dejar de fumar tabaco, por ejemplo. Pero también puede ser la adicción a un determinado comportamiento, como la necesidad de tener siempre razón, la costumbre de dejar mal vistos a los demás para que tu brilles, etc.
  • Puede que lo que te cause problemas sea una emoción en concreto: una rabia interna que no sabes de donde viene, una tristeza profunda que te inunda o un miedo inmensurable que te inmoviliza.
  • También pueden ser pensamientos obsesivos y destructivos los que te llevan a hacer hipnosis. Esos que se repiten y repiten y no logras pararlos. Ejemplo: tengo uno de esos que dice “Todo es mentira”, justo cuando me lo paso bien… Resulta que en su día, todavía en el vientre de mi madre, absorbí la creencia de mi abuela de que “La vida es difícil”. Y como esa frase la dijo en relación a mi llegada “Ahora con la niña, la vida será más difícil…”, y eso provocó una reacción descontrolada en mi madre… y como de pequeñas pensamos que somos la causa de todo… eso se juntó con la culpa y la decisión de que “Soy mala, no puedo disfrutar de la vida” e hizo una mezcla de pura locura en mi mente de bebecita, creando un vigilante mental, un patrón muy poderoso, que se encargaba de que yo no fuera feliz… Mi última regresión fue acerca de este tema, y todavía estoy en el tiempo de 6 semanas de  “reordenación del subconsciente”. Lo que puedo decir es que la sensación de ser mala se fue, y siento más alegría de vivir.
  • O, más sencillo, puede que tengas un conflicto en el trabajo, con la familia o con tu pareja…

¿Qué me espera si me decido a empezar una terapia de hipnosis?

Si te decides por la terapia de hipnosis, verás que se empieza muy suave. Con cada sesión se construye la confianza entre terapeuta y paciente y poco a poco entrarás más profundamente en tu subconsciente.

La entrevista previa

Todo empieza con una entrevista previa, donde hablas de ti i de la causa de tu visita. También sirve para que vayas conociendo a la terapeuta, y puedas ir sintiendo si te encuentras a gusto con ella. Es muy importante encontrar una terapeuta con la cual conectes y en la que puedas confiar.

Conectar y confiar en la terapeuta es fundamental para que tengas éxito con la terapia.

La primera sesión

En la primera sesión los terapeutas de hipnosis del Método Pleoma suelen trabajar con las Cartas OH. Son unas cartas de imágenes y palabras, que ayudan a nuestro subconsciente a revelarnos el problema y su resolución. Es mágico, porque siempre escogemos la carta correcta. Nuestro subconsciente es preciso y no se equivoca 🙂 Son cartas que también puedes tener en casa para jugar e ir descubriendo su poder.

La segunda sesión

En la segunda sesión, la terapeuta te guiará en una meditación/ hipnosis suave, a un mundo interior, donde encontrarás tus problemas actuales y sus soluciones.

La tercera sesión

En la tercera sesión empieza la hipnosis sugestiva, un poco más profunda que la anterior, donde puedes hablar directamente con tu subconsciente y colocar afirmaciones sanadoras en tu interior.

La cuarta sesión

El paso siguiente es la hipnosis regresiva a la infancia, al útero materno o, incluso, al momento de la concepción.

La quinta sesión

Ahora ya estarás preparada para la regresión a vidas pasadas, al lugar donde descansas entre dos vidas y para consultar tu plano de alma. Una vez llegada a este punto, si traes otros problemas o temas a la misma terapeuta, ya no hará falta volver a repetir todos los pasos, y si la terapeuta así lo cree, empezaréis directamente con las regresiones.

Está claro que con cada paciente los tiempos varían, eso lo decide la terapeuta, siempre atenta a la paciente y sintiendo lo que es mejor para ella o él.

Las 6 semanas siguientes

Entre sesión y sesión tienen que pasar 6 semanas, el tiempo que el subconsciente necesita para reordenar-se, para limpiar lo viejo e integrar lo nuevo. En mi experiencia, esas semanas pueden tener momentos duros, momentos en que lo viejo vuelve a salir a la superficie para ser mirado.

A veces parece que la terapia no ha servido para nada.

Tranquila, es normal. Tengo comprobado que después eres compensada. Y la terapeuta está disponible para que la llames. Si lo necesitas, te ofrecerá hacer una sesión más ligera de Cartas OH o Meditación para recolocarte en tu centro.

Las afirmaciones

También tendrás la chuleta de las afirmaciones o creencias nuevas y sanas, que habrás hecho en conjunto con tu terapeuta, en estado hipnótico, conectada con tu esencia, que te puedes repetir cada día.

Un ejemplo: “Soy luz. Me merezco ser amada. Dejo que la luz entre en mí.”

Me interesa la hipnosis terapéutica

Si te ha despertado interés, o tienes preguntas, puedes dejar un comentario en este post y te contestaré encantada. También podemos hablar por Facebook o Email.

Si te gustaría saber si hay algún terapeuta de hipnosis cerca de ti, te dejo el contacto de España, de Uruguay, Argentina y Brasil. puedes contactar con ellos y te pondrán en contacto con una terapeuta cerca de ti.

España Uruguay y Argentina Brasil
Centro Maranatha

C/Villarroel 172-174 entresuelo 6º
E-08036 Barcelona
Tel. 0034 93  4880238
www.centromaranatha.com

Leticia Silveira
Tel. +598 99 460 319
Cecí do Espirito Santo
Tel. +55 (61) 9268-1280

Deseo que este artículo te haya sido útil, y te puedo adelantar que en breve será completado por otro, donde hablaré de la Hipnosis terapéutica para niñas y niños.

Un abrazo des del corazón,

 

 

Deja un comentario